Blogia
Salud y Vida

E l   c e r e b r o

Neuroplasticidad y neurogénesis:

 

El cambio es posible

 

 "Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado. La mente lo es todo. Nos convertimos en lo que pensamos" Buda

 

Aviso: Se ha intentado explicar con el lenguaje más fácil posible apasionante funcionamiento de las neuronas y sus  impulsos nerviosos y señales químicas, reconozco  que puede resultar quizás algo  difícil, para la persona  que no sea profesional, lo importante es  captar una idea básica y general, aunque no se comprenda todo al 100%,no te  preocupes.

 

Notas sobre Neurociencia y neurología del comportamiento:

PENSAMIENTOS

 

Neuroplasticidad y neurogénesis:

 

RESUMEN: Investigaciones recientes sobre neuroplasticidad (la habilidad del cerebro para cambiar en respuesta a la experiencia), revelan que el cerebro es capaz de alterar su estructura física y  su función, e incluso de generar nuevas neuronas (neurogénesis), una capacidad que persiste en la edad adulta, así pues el dogma científico de que el cerebro es estático e inmutable ha sucumbido.

 

SINÓNIMOS DE  NEUROPLASTICIDAD: Plasticidad neuronal, plasticidad cerebral, remodelación y reconfiguración  de las conexiones nerviosas.

 

INTRODUCCIÓN

El cerebro

En la más remota antigüedad se  pensaba que  el alma y los recuerdos se  guardaban en el corazón y no en el cerebro  hasta que Hipócrates (460-370 a. C.) atribuyo al cerebro nuestra inteligencia y nuestra capacidad de sentir.

 

Aristóteles (384-322 a. C.), hace aproximadamente 2.300 años, sostuvo que un pensamiento genera una acción; que esa acción nos  lleva  un comportamiento; que ese  comportamiento repetido crea un hábito y que de  ahí se desprende  nuestro carácter y  por tanto, nuestro destino.

 

PensamientoAccióncomportamiento, si se repite → hábitocarácterdestino.

 

Con esa reflexión Aristóteles definió la capacidad que tenemos de aprendizaje.

Además de aprender podemos desaprender, que no es más que volver a aprender con una  orientación diferente, más adecuada y más sana.

 

A finales del siglo XVIII el cerebro fue  descrito de  forma  macroscópica y en el año 1900 se  reconoció la neurona (célula cerebral principal, además existen otros tipos de células nerviosas secundarias como las glías  o neuroglías, células de sostén a las  neuronas con diversas  funciones) como unidad  funcional básica del sistema nervioso. En la década de 1940 se  descubrió que el cerebro producía ondas eléctricas, localizándose su origen  en las  neuronas y se descubrió también la existencia de comunicación  interneuronal por mensajeros  químicos.

La neurona es la unidad elemental de  procesamiento y transmisión de la información en el sistema  nervioso. La neurona es responsable de procesos tan complejos como la memoria, el razonamiento, las sensaciones, el movimiento  voluntario, etc.

 

Estructura básica de una neurona

 

Una neurona esta formada de  4 partes especializada: el cuerpo o soma neuronal, el axón, las dendritas y las terminaciones  sinápticas.

 

El cuerpo o soma neuronal contiene las organelas (la maquinaria) que le permite el mantenimiento de la célula: nutrición, producción de energía (mitocondrias), síntesis de moléculas, etc. También contiene el núcleo de la célula con su material genético (DNA) Del cuerpo neuronal emergen dos tipos de prolongaciones, como si de extremidades se tratara, las dendritas y el axón.

 

Las dendritas: Son  prolongaciones pequeñas y numerosas, ramificadas. En ellas se distinguen  pequeñas  protuberancias, las espinas dendríticas.

 

El axón: Por el contrario, es  único, aunque  puede ramificarse al final y ser muy largo. El extremo del axón se dilata formando las terminaciones sinápticas, que a modo de ventosas se adhieren a las espinas dendríticas de  neuronas vecinas, constituyendo las zonas de contacto entre las neuronas, las denominadas SINAPSIS.

 

La función principal de las neuronas es la transmisión de  información mediante impulsos electricos.No  obstante, para que el impulso eléctrico pase de una neurona a otra  a través de las sinapsis se requiere la participación de mensajeros químicos, pequeñas moléculas conocidas con el nombre de  neurotransmisores ((acetilcolina, dopamina, encefálicas, Gaba, glutamato, serotonina, noradrenalina…hay mas de  100 sustancias). Las neuronas suelen recibir el estímulo eléctrico por sus dendritas, que luego propaga por el cuerpo celular hasta llegar al axón. Éste funciona como un cable eléctrico y conduce  el impulso hasta las terminaciones sinápticas, donde provocaran la liberación de  neurotransmisores, que salen del terminal sináptico para llegar hasta la dendrita de la neurona siguiente (véase el esquema), donde  el impulso será reconocido y recaptado, transmitiéndose a la neurona receptora.

 

 Las neuronas puede secretar diferentes  tipos de neurotransimores dependiendo de   su  función. La mayoría de los fármacos empleados para los trastornos psiquiátricos o neurológicos ejercen su  función modulando las sinapsis, alterando los neurotransmisores o sus receptores.

 

Mediante la sinapsis las neuronas se comunican unas con otras formando densas y complicadas redes. Cada neurona puede recibir contactos de hasta 100.000 neuronas distintas y formar numerosas sipnasis con cada una de ellas.

 

 El numero de  neuronas aproximada de un hombre adulto es de 100.000 millones y el número de neuroglias, se supone que seria hasta 10 a 50 veces mas. En cada  borrachera, de fin de semana (botellota) que un joven pueda tener se destruyen unas  50.000 neuronas, así mismo bastantes tóxicos ambientales, industriales, domésticos, etc., e incluso una alimentación inadecuada puede destruir o alterar las  neuronas.

 A la primera  neurona se le denomina presináptica  y a la segunda que le   llega la información postsináptica, el espacio entre las dos neuronas se denomina  sinapsis, en donde se liberan unas sustancias denominadas neurotransmisores, como se ha comentado anteriormente. Las sinapsis se destruyen y se  forman continuamente y podemos crear nuevas sinapsis ante estímulos físico (ejercicio físico), estímulos mentales (pensamientos, emociones), conductas reiteradas, etc.

 

EXPLICACIÓN SINÁPSIS

La sinapsis es una unión (funcional) intercelular especializada entre neuronas[1] o entre una neurona y una célula efectora (casi siempre glandular o muscular). En estos contactos se lleva a cabo la transmisión del impulso nervioso. Éste se inicia con una descarga química que origina una corriente eléctrica en la membrana de la célula presináptica (célula emisora); una vez que este impulso nervioso alcanza el extremo del axón (la conexión con la otra célula), la propia neurona segrega un tipo de compuestos químicos (neurotransmisores) que se depositan en el espacio sináptico (espacio intermedio entre esta neurona transmisora y la neurona postsináptica o receptora). Estas sustancias segregadas o neurotransmisores (noradrenalina y acetilcolina entre otros) son los encargados de excitar o inhibir la acción de la otra célula llamada célula post sináptica

 

Esquema con los principales elementos en una sinapsis modelo. La sinapsis permite a las células nerviosas comunicarse con otras a través de los axones y dendritas, transformando una señal eléctrica en otra química.

 

  El número total de  neuronas en el cerebro del ser humano es parecido en un  ingeniero, un  violinista genial, en un albañil o en un campeón de salto de altura, pero las conexiones sinápticas, la complejidad dendrítica y la estructuración  anatómica y funcional de sus circuitos nerviosos son muy diferentes. En gran parte todos estos elementos están determinados por el aprendizaje y por la práctica de cada actividad. (Prof. R. Delgado)

 

 La bioquímica  de las emociones

En cierto modo, las emociones no son ; son oleadas de propiedades  bioquímicas (sustancias químicas) que interactúan con el cerebro, produciendo sentimientos. La pionera de  esta teoría es la celebre investigadora Candace Pert, autora de Moecules of  Emotion, cuyos estudios demuestran que los elementos químicos internos  -los neuropéptidos y sus receptores- son el sustento biológico de la conciencia, manifestandose en forma de  emociones, creencias y expectativas. Estos neuropéptidos influyen profundamente en el modo en  el que respondemos y experimentamos al mundo. (Dra. Christiane Northrup)

 

 

 Los receptores  son moléculas compuestas de  proteínas que funcionan como moléculas sensoriales o escáneres que  gravitan sobre las  membranas de las células, incluidas las neuronas. Para operar, los receptores necesitan ligandos, que son sustancias que se unen a una serie de receptores específicos que se encuentran sobre la superficie de la célula.

Los ligandos pueden ser de tres tipos  químicos:

  1. neurotransmisores, mencionanas anteriormente, son pequeñas  moléculas  o sustancias químicas con diferentes  nombres (serotonina, noradrenalina, etc) que como  dijimos transmiten impulsos nerviosos a través de una sinapsis.
  2. Los esteroides, son hormonas sexuales (testosterona en el hombre y progesterona y estrógenos en la mujer) que  también actúan como ligandos.
  3. Los pétidos o neuropeptidos son sustancia químicas  formadas  por aminoácidos, que  actúan como sustancia  informativa.

 

Pert utiliza la analogía de que las células son como el motor y los receptores son como  botones colocados en el panel de control. Los ligandos actúan como los dedos que aprietan el botón para poner en marcha el motor.

 

La doctora Pert descubrió que nuestras emociones se  transportan alrededor del cuerpo  por los ligandos péptidos que transforman las propiedades químicas de las células, uniéndose a los sitios receptores localizados en las células.

 

Algunas células, según la doctora Pert se  vuelven <adictas> a algunos ligandos. Si nos pasamos mucho tiempo enfadados, los receptores celulares aprenden a aceptar únicamente las y rechazan aquellas que  pudieran producir felicidad. Se esta pensando y creyendo que las células pueden comenzar a rechazar los ligandos o los nutrientes sanos, prefiriendo en su lugar los que son negativos. Esto puede provocar trastornos anímicos, además de algnas enfermedades. (.(Dra Christiane Northrup)

  El doctor Erik Richard Kandel, neurocientífico, neurofisiólogo y psiquiatra, premio Nobel de  medicina en el año 2000 por sus trabajos sobre la plasticidad cerebral, en 1998 sostuvo que la psicoterapia produce cambios estructurales, moleculares y genéticos en el cerebro. Apoyado posteriormente por otros autores ( Fava, G.A. y col.1998;Gloaguen y col.,1998; Paykel,E.S. y col.,1999; Chambless et al.,2001;De Rubeis y col.,2005; Hollon y col.,2005;Paykel,E.S. y col. 2005; Butler y col,2006) que han concluido que el tratamiento psicológico en pacientes depresivos ha demostrado eficacia y especificad con resultados superiores a los grupos de pacientes que solo realizaron tratamiento farmacológico.(Siempre que el tratamiento   psicológico se efectué de  forma adecuada)

 

El doctor Álvaro Pascual-Leone profesor de neurología de la  Escuela Médica de Harvard y director del centro de  Investigación Clínico General de  Boston afirma que la plasticidad cerebral se  puede trabajar con un trabajo cognitivo, orientando nuestra atención.

 PLASTICIDAD CEREBRAL

 La plasticidad neuronal, denominada también neuroplasticidad o plasticidad cerebral, se refiere a la capacidad que tiene el Sistema Nervioso Central (SNC) a lo largo del desarrollo humano, de fortalecer los circuitos neuronales ya existentes y/o crear nuevas conexiones neuronales (sinapsis), en respuesta a estímulos internos o externos al organismo (Vallejo, 2006).

 Como ejemplos de estímulos ambientales (externos) se encuentran el aprendizaje y la memoria, ya que estos procesos son el producto de las percepciones ambientales captadas por nuestros sentidos (Somolinos, 2003). Mientras que como ejemplificaciones de estímulos biológicos (internos) se pueden citar a la adolescencia, el embarazo, las enfermedades y las lesiones (Somolinos, 2003). Independientemente del estímulo original, la neuroplasticidad tiene como función específica, la adaptación a una nueva situación que le permita al organismo ser funcional a niveles aceptables (Somolinos, 2003).

 El aprendizaje infantil requiere de  plasticidad de las vías   nerviosas, es decir, la posibilidad de  cambios  histológicos y funcionales en las  vías de conducción a causa de la repetición de actividades específicas cuya memoria se  conserva en el funcionamiento d elas  neuronas.

 Los estudios sobre neuroplasticidad  transformaron la visión estática del sistema nervioso, que fue casi un axioma o dogma de fe hasta mediados del siglo XX, al demostrarse cómo las sinapsis (conexiones interneuronales) sufren una remodelación permanente en función de la experiencia de vida y que esa remodelación opera a lo largo de toda la vida, para bien o para mal.

 La neuroplasticidad constituye un puente entre la huella psíquica y el tejido nervioso, entre la mente y la materia, despojando al hombre del determinismo genético y otorgándole la posibilidad de liberarse de sus propios condicionamientos.

El cerebro es un tejido extremadamente dinámico en permanente relación con el medio ambiente y con los hechos psíquicos, los sentimientos, pensamientos y acciones del propio sujeto. El hombre está biológicamente determinado para ser libre. Pero no todos lo saben y son menos aun los que practican esa libertad. La misión del hombre sería el crecimiento personal, a través del desarrollo adecuado de las potencialidades del cerebro, potencialidades que no llegamos a desarrollar o usar, activando dichas potencialidades positivas se podría lograr, lo que las culturas orientales y místicas comenta, el nirvana, la iluminación ,la expansión de conciencia, experiencia mística, etc. sólo consiste en activar determinadas  zonas cerebrales durmientes.

Parafraseando a Santiago Ramón y Cajal (premio Nóbel de Medicina en 1906) podemos afirmar, con fundamento científico, que somos escultores de nuestro propio cerebro

El pensamiento forma parte del cuerpo tanto como del cerebro. Mente, cuerpo y cerebro constituyen un organismo indisociable e interdependiente. Sustancias químicas producidas en distintas partes del cuerpo modifican el comportamiento de las redes neuronales, muchas neuronas en todo el cerebro poseen receptores para hormonas procedentes de las glándulas reproductoras, suprarrenales y tiroides y los neuropéptidos y neurotransmisores generados en el cerebro actúan sobre los receptores de todas las células del organismo. Se detectaron receptores opioide en diversos tejidos y en células inmunológicas, en el timo y el bazo, órganos encargados de la fabricación del diseño de la identidad inmunitaria, lo que permitió desarrollar un nuevo campo de la medicina denominado psico-neuro-endocrino-inmunología. (Interconexión del cerebro, las glándulas endocrina y el sistema inmunológico).Así podemos observar que la tristeza de una depresión crónica puede afectar  negativamente al sistemas inmunológico de nuestro organismo,  al corazón, en los huesos en la mujer, por ejemplo. (Esta interconexión no seria solo entre órganos y células sino el hombre esta interconectado  con el resto del universo, como se afirma en física Cuántica, pero eso es tema para  otro  taller diferente.)

Las funciones cognitivas (pensamientos) más elevadas del hombre hunden sus raíces en los sentimientos y en los instintos, activando la motivación, eligiendo sus metas,  perfeccionando su acción y extendiendo su alcance. Las adquisiciones más recientes en la filogenia humana y las que se nos anuncian con insistencia desde el porvenir, remodelan nuestro organismo preparándolo para el paso evolutivo siguiente que trasciende los intereses individuales del ser humano e incluso de la especie. Hay representaciones neurales de la  ética personal como hay, en los lóbulos prefrontales, representaciones  sinápticas de la experiencia transpersonal.

Otro concepto que sustenta la fundamentación neurocientífica de las propuestas de Río Abierto es el de neurogénesis. Desde 1999 se demostró que el cerebro adulto puede producir nuevas neuronas a partir de células madre bajo el efecto de diferentes factores que las diferencian y las incorporan a circuitos ya existentes. El aprendizaje y el ejercicio físico son factores establecidos que estimulan la neurogénesis, particularmente en el hipocampo. Pero cuando nos referimos al aprendizaje lo hacemos en referencia  a todas sus modalidades: corporal, emocional, intelectual y espiritual. Los sentimientos son tan cognitivos como cualquier otra imagen perceptual.

Una de las características distintivas de la mente humana es la metacognición, la capacidad de observar su propio pensamiento, de conocer la manera en que conoce. El trabajo sobre sí como el movimiento vital expresivo constituiría diferentes formas de aprendizajes perceptuales así como el masaje ampliaría nuestra conciencia cenestésica y el reconocimiento de los marcadores somáticos de nuestras emociones. Un masaje no es  “local” porque está activando, neuroquímicamente, la representación cerebral del miembro o del lugar que se está masajeando, y hasta el contenido simbólico de ese lugar del cuerpo se despliega en la red de la conciencia.

 Los neuropéptidos liberados durante un masaje desarrollarán su acción en todo el organismo y, en el cerebro, abrirán conexiones asociativas en diferentes niveles de integración emocional, afectivo y cognitivo.

Uno de los factores  que hacen posible la neurogénesis es el denominado “Factor de neurotrofico o Crecimiento Neuronal” (FCN) que participa en los procesos de plasticidad y aprendizaje y que es liberado como respuesta a influencias ambientales, a la estimulación sensorial y emocional, que representen desafíos o promuevan respuestas  originales y creativas. (Dicho FCN fue descubierto en 1942 y la comunidad científica lo puso en duda durante  tiempo, y 44 años más tarde se le concedió el premio Nobel de Medicina a su descubridora, en el año 1986) El FCN también es estimulado o producido por la actividad física o deporte, se sintetiza el FCN en el giro dentado del hipocampo - área del cerebro involucrada en el aprendizaje y la memoria- y es fundamental en la creación  de renuevas conexiones sinápticas.

 Permitir al cuerpo explorar un nuevo ritmo, seguir una melodía, imitar la plástica del otro, es un estímulo novedoso, una invitación a expandir antiguos circuitos y a crear otros nuevos. El movimiento vital expresivo implica disponer nuestro organismo a una aventura de autoconocimiento en relación con imágenes sonoras, visuales y cenestésicas, propicia el encuentro con los otros, con sus plásticas y sus vivencias. La aventura del movimiento es la experiencia del no límite, más allá de las barreras sensoriales preestablecidas y arbitrarias.  

Ese “Factor de Crecimiento Neuronal” fue identificado por la Dra. Rita Levi Montalcini quién recibió el premio Nóbel de Medicina ochenta años después que D. Santiago Ramón y Cajal, y quien hoy sigue investigando luego de cumplir 102 años. Sin duda debe estar muy convencida de los resultados de sus investigaciones y puede decirse que bebió de su propia medicina.

Bibliografía: “El error de Descartes” Antonio Damasio.  “A cada cual su cerebro” Francois Ansermet . Pierre Magistretti.  “The neurology of thinking” Frank Benson. “La salud emocional” Daniel Goleman. “Fundamentos de neuropsicología humana” Bryan Kolb. Ian Whisaw.   “Del cuerpo hacia la luz” María Adela Palcos. Otros autores

 OTRAS IDEAS Y CONTRIBUCIONES:

Las investigaciones continuaron y no fue hasta 1998 cuando Eriksson y otros investigadores como Gage, Goldman y Gould demostraron la neurogénesis en el humano adulto y precisaron las regiones donde tenía lugar la formación de  nuevas células nerviosas: el hipocampo y el bulbo olfatorio (Kempermann, 2006).

 El cerebro no es estático ni inmutable, ni inflexible, está influido por los pensamientos, sentimientos y acciones.

  Las  Nuevas reconfiguraciones  de redes neurológicas se puede lograr mediante

 Nuevas experiencias

  • Nuevos aprendizajes
  • Nuevas  habilidades

 Para la reorganización del cerebro por experiencias, son necesarios los ejercicios mentales como el ejercicio físico.

  Los circuitos cerebrales se remodelan por  los pensamientos, recuerdos, deseos, y experiencias, tanto para bien como para mal, quien sólo este pensando negativamente construirá circuitos neurológicos para el pesimismo y la depresión, lo cual provocara emociones negativas y desagradable, lo cual llevara a  conductas o comportamiento negativos, que  conllevara a hábitos y esos hábitos a un destino de vida determinado.

 Los ejercicios mentales crean nuevas  sipnasis que  fortalecen la red neuronal, cómo el ejercicio físico fortalece a la musculatura.

 HAY QUE APRENDER A DESAPRENDER, lo cual se logra gracias a la plasticidad neuronal, pero aprender a desaprender  es un trabajo DURO Y SIGNIFICA UN  GRAN SACRIFICIO, pues  significa renunciar a  hábitos  muy enraizado y aceptados desde la mas  tierna infancia por las personas y adquirir  nuevas  forma de pensar, de actuar y nuevos hábitos QUE CONFIGUREN NUEVOS CIRCUITOS (SINAPSIS)  más sanos y equilibrados.

 Un ejemplo de neuroplasticidad y dinamismo sináptico seria, cuando marcamos un numero de teléfono de  memoria  y llamamos a un amigo, cada vez que marcamos estamos profundizando en una área de sipnasis concreta, supongamos que  nos peleamos con nuestro amigo o fallece y  pasamos cierto tiempo que no marcamos su numero de teléfono, al no utilizar esa  memoria sináptica con el paso del tiempo se borra y si intentamos recordar el numero dos año después ,sin haber llamado, posiblemente no lo recordaremos  o tendremos trabajo para recordarlo.

 La neurogénesis (desarrollo de  nuevas  neuronas) es posible por

  • El ejercicio físico o deporte de  forma regular, no puntual que no sirve para nada.
  • Ambiente enriquecedor (entorno estimulante, activa el desarrollo de  nuevas neuronas)
  • La relajación, pues el estrés provoca liberación de corticoides (cortisol), el cual inhibe la  neurogénesis, E INCLUSO PRODUCE  MUERTE   NEURONAL, EL ESTRÉS CRÓNICO FAVORECE LA DEMENCIA Y LA DEPRESIÓN.
  • El trabajo cognitivo
  • Las relaciones sociales positivas, con personas alegres y sanas, pues  sinos rodeamos de  personas tóxicas emocionalmente se crearan circuitos con dichas características.

 Nuestro entorno  modifica nuestro cerebro durante toda la vida, si el entorno es negativo las consecuencias cerebrales serán negativas (configuración  estructural cerebral) y  nuestro comportamiento  igual. Así pues si vamos a conocer nuevos amigos, no es convenientes hacer NUEVA amistad con un depresivo crónico, pues  nos aportará su negativismo el cual, si tenemos un contacto frecuente con el nos puede afectar a nuestra salud cerebral, pues sus pensamientos negativos es como una gota de agua que logra con el tiempo perforar una  piedra. Nos tenemos que rodear de personas  alegres, optimistas, que tengan hábitos de vida sanos (deportes, comer sanamente, no drogas,  etc.), sin problemas crónicos que  nos  bombardean  y acabamos agotados y tristes. No podemos ser salvadores del resto de la humanidad, hay tipos de  personalidades que tienen preferencias  a acercarse a  personas con problemas o personas  tóxicas emocionales por una excesiva bondad, amor o trastorno de la personalidad. Solo personas  sanas pueden acercarse a  personas con  problemas psicológicos  o problemas humanos que puedan crear tristeza, si estoy con depresión necesito personas positivas y alegres, no más  personas depresivas y pesimistas. Por ejemplo una persona con depresión, seguramente lo pasara muy mal colaborando en una ONG que atienda  a personas  con problemas  humanos y sucesos trágicos, o se dedique a trabajar en una profesión que solo se vea  penas y tragedia, por ejemplo trabajos funerarios.

En la  depresión hay  dos  pilares que lo provocan: genes (herencia) más entorno o ambiente (ambientoma), si  logro cambiar el entorno  no hay depresión o como mínimo mejorara considerablemente.

 Es necesario un autoconocimiento y  un programa de  gestión de  vida por  el  córtex o  corteza prefrontal (que es el director de la orquesta consciente) y   que  nuestro cerebro emocional (cerebro límbico, inconsciente ) no sea el dictador de nuestra  conducta inapropiada e inconsciente (la mayoría de las veces  funcionamos con las emociones impulsivas(cerebro límbico o emocional) y no con la razón, elaborada por el cerebro cortical de los lóbulos  frontales.

 Importancia de una nutrición adecuada  y otros factores para el correcto funcionamiento de la neurona

  El  organismo humano (nuestras células, incluidas las neuronas) necesitan  50 nutrientes diferentes para funcionar correctamente,  esos nutrientes  son aportados por la  nutrición o los nutrientes de  los alimentos que ingerimos, así pues la  nutrición debe ser equilibrada y   muy variada en nutrientes para evitar un déficit y tener posibles   problemas tantos  físicos (médicos)  como psicológicos o mentales.( Hay que  comentar que  por diversos  motivos, la inmensa mayoría de la s personas comen erróneamente y existe una malnutrición, tanto por exceso  como por defecto, el porcentaje de  personas que comen correctamente es sólo un 6%  de la población ,cambiar de hábitos nutricionales solo se lograse con reeducación y sacrificio.) Además de  los 50 nutrientes  nuestras células necesitan un aporte rico en  oxigeno (respiración adecuada, la mayoría de las personas  respiran muy mal e insuficientemente y no lo saben, hay que aprender a  respirar y aportar una cantidad extra en oxigeno mediante ejercicios respiratorios diariamente). El tercer factor para que las  células funcionen bien es  un adecuado ejercicio físico, evitar el sedentarismo(es un factor tóxico) de la vida moderna. Nuestro cuerpo está diseñado genéticamente para el movimiento y el ejercicio físico abundante (imaginar la cantidad de ejercicio físico que se  tenía que hacer en la antigüedad y el que se hace hoy en día), un déficit de ejercicio físico favorece las enfermedades físicas y los trastornos psicológicos (estrés, ansiedad, depresión, demencia, etc.) El cuarto factor indispensable para un correcto funcionamiento celular es una buena hidratación, por ignorancia, muchas  personas, por hábito, ingiere un aporte deficitario en agua, más cuanto mas mayores  nos  hacemos, una ingesta inadecuada de agua favorecen multitud de  enfermedades médicas y  favorecen los trastornos psicológicos o lo empeoran. Hay que beber diariamente como mínimo 2  litros de   agua y en verano más aun.

En quinto lugar  para una buena salud celular (incluida la neuronal), hay que evitar los tóxicos y drogas celulares - tóxicos industriales, laborales, alimentarios, que ingerimos  con la alimentación (ciertos aditivo alimentarios, “grasas trans”,excesos de alimentos refinados, pesticidas, etc.) Consumo excesivo de alcohol, tabaquismo, cocaína, cannabis (el consumo de cannabis, que esta muy aceptado po nuestra sociedad e incluso ”bien visto” en algunos sectores de la sociedad e incluso algunos políticos y responsables municipales subvencionan revistas sobre el consumo de cannabis. El cannabi puede favorecer si hay una predisposición genética, la activación de una esquizofrenia y el abuso crónico  de cannabis puede  favorecer una depresión e incrementar el riesgo de cáncer, más que  fumar tabaco), por  una parte de  nuestros jóvenes actuales  los cuales están con conductas de riesgos  y pueden afectar la salud venidera, cuando pase algunos años. El sexto tóxico celular y sobre todo neuronal  son los pensamientos  negativos, la personalidad negativa que acompaña de pensamientos negativos. Por  último para conservar la salud neuronal debemos tener además un descanso adecuado(sueño) y un medio- ambiente exentos de tóxicos.

 SEXUALIDAD Y PENSAMIENTOS

 La depresión y la ansiedad influyen directamente sobre el estímulo cerebral-cortical, en la respuesta sexual del varón y de la mujer. En la mujer la tendencia a la melancolía puede no entorpecer el orgasmo e  incluso  favorecerlo, al propiciar una cierta  promiscuidad en sus relaciones sexuales. Pero cuando se cae en la depresión cunde el más absoluto desinterés por el sexo y el orgasmo se  vuelve casi imposible. Igualmente en el varón la depresión es la causa más común de impotencia. En el varón también  puede haber dificultades en la eyaculación precoz debido a la existencia de ansiedad o de inseguridad (Nolasc Acarín).

 CONCEPCIÓN Y EMBARAZO

Los pensamientos y emociones de la madre (en forma de  combinados de  neurotransmisores, esteroides, neuropéptidos) llegan a  través de la sangre al feto, esos estímulos, tanto negativos (tristeza, cólera, miedo, etc.) como los positivos (felicidad, generosidad, comprensión, alegría, etc.)   van a determinar una configuración nerviosa, unos  circuitos y ramificaciones  sinápticas en el cerebro del  niño que repercutirá  en la vida de adulto del mismo,  tanto positivamente como negativamente. Por ejemplo el estrés crónico materno puede  configurar unos circuitos sensibles al estrés, con respuestas  inadecuadas en la vida  posnatal de ese niño y adulto /(el eje Hipotálamo-hipófisis-gandulas suprarrenales quedara sensibilizado al cortisol y  a su respuesta)

  El estado emocional de la embarazada tiene también considerable  importancia como  hemos comentado, y el miedo excesivo, la frustración e incluso la tensión del trabajo pueden tener efectos perniciosos manifestados enla irritabilidad de los niños (La mente del Niño, Dr. Rodríguez Delgado, profesor de  neurobiología)

  Una alimentación materna insuficiente durante el embarazo, especialmente de  proteínas, es la causa de un retardo en el crecimiento del cuerpo y del cerebro infantil que  sufre alteraciones neuronales a veces irreversibles. Cualquier deficiencia nutrional en  la embarazada puede  dar lugar a  una estructuración nerviosa del cerebro deficiente o aparecer complicaciones que afectara al resto d e la vida del  niño, por ejemplo espina bífida por deficiencia en vitamina B (exactamente en acido fólico, por eso a la embarazada se  de  da, a todas, ácido fólico durante las primeras semanas del embarazo, como prevención  y evitar la espina bífida), etc.

  La depresión mental de la madre puede alterar el desarrollo y la estructuración del sistema nervioso del hijo, aumentando el riesgo de una posible depresión futura, cuando sea adulto.  (Prof. R Delgado). Por lo cual  hay que  mejorar la s condiciones físicas y psicológicas de las  mujeres que deseen tener un hijo antes de la concepción.

Al recién nacido hay que mostrarle afectividad en forma de caricias  táctiles (besarlo, abrazarlo, limpiarlo, acariciarlo..., expresando así el amor hacia  una criatura desvalida. Estas estimulaciones cutáneas son fundamentales para el desarrollo físico del cuerpo y para el cerebro, en su ausencia se produce retrasos de crecimiento y trastorno de estructuración nerviosa que pueden dejar secuelas tanto en el cuerpo como en la mente, las cuales  a veces no se manifiestan hasta la vida adulta.

 Un programa educativo tiene que comenzar desde el nacimiento del niño(o  incluso antes de la concepción con la preparación y educación previa de  los padres), con la  inculcación imitativa, emocional e ideológica adecuada que ayude el desarrollo neuronal, la multiplicación de células neuronales y gliales, y el entramado de  sus conexiones dendríticas.

 Por otra  parte se ha  observado que en personas   depresivas hay un marcado funcionamiento del cerebro emocional sobre el cognitivo y racional (sistema cortical  frontal). Las emociones negativas gobierna al intelecto (cerebro cognitivo, lógico, razón, etc. o corteza cerebral). Como no se tiene voluntad, aunque sepamos que  es  bueno para nuestra depresión (hacer ejercicio, nutrirse adecuadamente, relacionarse socialmente, estar ocupado, practicar  un  hobbis, salir… no lo hacemos y nos limitamos a una terapia psicológica restringida y parcial, ir a la consulta del psicólogo y   hablar, hablar y hablar lo cuales muy conveniente pero incompleto.

 

 FRAGMENTO DE UNA ENTREVISTA CON LA PREMIO NOBEL DE MEDICINAD Dra. RITA LEVI-MONTALCINI descubridora en 1 942 del Factor de Crecimiento Nervioso (NGF) que durante medio siglo estuvo en entredicho, hasta que en  1986  le concedieron  el premio nobel por su descubrimiento del año 1942

 Pregunta: Nosotros –la especie humana- hemos cambiado parcialmente. ¿Por qué somos más inteligentes que hace 50.000 años, pero no somos más buenos?

Respuesta: No somos más buenos por el componente límbico cerebral que sigue dominando nuestra actividad. Vivimos como en el pasado, como hace 50.000 años, dominados por las pasiones y por impulsos de bajo nivel. No estamos controlados por el componente cognitivo (corte cerebral frontal), sino por el componente emotivo (cerebro emocional o sistema límbico), el agresivo en particular. Seguimos siendo animales guiados por la región límbico palocortical, sustancialmente igual en el hombre y en otros animales. Nuestras opciones de mejora moral pasan por las circunvoluciones neocorticales (cerebro racional) que afortunadamente tenemos.

Que quiere decir, que  funcionamos preferentemente con  las emociones y pasiones, inconscientemente, por el predominio del cerebro límbico emocional y no por el cerebro racional, lógico (corteza cerebral lóbulos frontales)

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres